ELEMENTOS QUIMICOS

Un elemento es una sustancia simple que no puede  descomponerse en otras sustancias más simples por medios químicos ordinarios.

            Si tomamos cierta cantidad de un elemento, por ejemplo el oro, y lo dividimos en partes más pequeñas cada vez, llegaríamos a la parte más pequeña que conserva aún las propiedades de ese elemento, el átomo.

 

 El átomo es la partícula más pequeña que existe como elemento

             

El átomo es también la partícula más pequeña de un elemento que puede participar en una reacción química.

            Los átomos, a su vez, están constituidos por partículas subatómicas, pero  éstas ya no tienen las propiedades de los elementos.

            Un elemento es una sustancia que se compone de una sola clase de átomos.

 Los elementos químicos se representan    por medio de símbolos.  El símbolo  consta de la primera letra del nombre del elemento y se escribe con mayúscula.   Por lo que el símbolo del hidrógeno es H, el del oxígeno es O y el del carbono es C. Este sistema sencillo para representar a los elementos fue inventado por Jöns Berzelius, químico sueco que lo introdujo en 1814. La mayoría de los símbolos de los elementos tienen dos letras, la primera siempre se escribe con mayúscula y la segunda con minúscula, así, el símbolo del cloro es Cl. Hay símbolos  que nada tienen que ver con el nombre de los elementos que representan, esto se debe a que los nombres de esos elementos  se tomaron del latín o alemán.

 

Elemento Símbolo Nombre en latín o alemán
Cobre Cu Cuprum (L)
Plata Ag Argentum (L)
Oro Au Aurum (L)
Hierro Fe Ferrum (L)
Plomo Pb Plumbum (L)
Estaño Sn Stannum (L)
Mercurio Hg Hydrargyrum (L)
Potasio K Kalium (L)
Sodio Na Natrium (A)

Los elementos varían en su abundancia. Cinco de ellos: oxígeno, silicio, aluminio, hierro y calcio, constituyen más del 90 % de la corteza terrestre. Más del 98 % de la masa del cuerpo humano está constituida por seis elementos: O, C, H, N, Ca y P.

Un compuesto  es una sustancia que resulta de la unión química de dos o más elementos en proporciones definidas.

Los elementos que constituyen un compuesto se han combinado de tal manera que ya no es posible identificarlos por sus propiedades individuales originales y sólo la acción química los puede separar.

La glicerina es un compuesto de fórmula  C3H8O3. Las propiedades de los elementos que lo constituyen: el carbono, negro y los gases hidrógeno y oxígeno, no pueden ya identificarse debido a que se han combinado químicamente. La glicerina es un líquido, viscoso, inodoro, de sabor dulce que es muy utilizado como lubricante y en la fabricación de jabón.

También son compuestos comunes, el azúcar de mesa o sacarosa, el agua y el cloruro de sodio o sal de cocina.

Los compuestos se representan por medio de fórmulas. Una fórmula consta de los símbolos de los elementos que constituyen el compuesto, colocados uno a continuación del otro. Las fórmulas de los compuestos mencionados son: sacarosa C12H22O11; agua H2O; cloruro de sodio NaCl.

El número que aparece abajo y a la derecha del símbolo se llama subíndice e indica el número de átomos del elemento a cuyo lado se encuentra.

Ejemplo:

                                         2  

                        subíndice 2      subíndice 1

              Indica  dos átomos      indica un átomo de

                     de hidrógeno       oxígeno

La parte más pequeña de un compuesto puro es su molécula

Una molécula se forma por la unión de dos o más átomos, iguales si se trata de la molécula de un elemento, como Cl2, distintos si se trata de la molécula de un compuesto, como en el caso del agua H2O.